-
-
-

13 de septiembre de 2011

Los problemas de fragmentación de Android van disminuyendo

Hace un tiempo hablábamos de los problemas de fragmentación de Android, y como ésto le afectaba en definitiva en su propio ecosistema.

Después supimos que Motorola pensaba que la fragmentación es buena -antes de que Google lo comprara- y hace poco tomaron medidas drásticas con Android para solucionar este problema.

Hace mucho tiempo que se viene discutiendo el asunto de la fragmentación de Android, tanto por si es buena como por si es mala. Google por su parte ha estado trabajando en la integración de todas las versiones de su plataforma, ya que actualmente hay usuarios que siguen a la espera de actualización de sus versiones ya “antiguas”.

Google sabemos que trabaja para solucionar este problema, o al menos aliviarlo, unificando sus servicios, como ser GMail, YouTube y Google Maps, que están disponibles para todas las versiones. Además se han tomado el trabajo de que las aplicaciones disponibles estén a la altura de las que se pueden encontrar para iOS, que ha sido siempre la más popular y el SO a vencer. Obviamente que hay diferencias entre los resultados y las aplicaciones que se consiguen, pero trabajan para estar a la misma altura.

El gran problema se está dando con lo mucho que se tarda Google en actualizar el SO de sus equipos, lo que deja a la gran mayoría de los usuarios de Android corriendo con diferentes variantes de Android 2.2 y Android 2.3, y muy pocos corriendo con Android 2.1. Tengamos en cuenta la gran diferencia que hay entre 2.1 y las versiones siguientes.

Un detalle no menor, es que Google no indica qué teléfonos serán lanzados al mercado con qué versión de Android, sino que estas decisiones las terminan tomando las operadoras, con excepción de los modelos de Google Nexus. Para mejorar los problemas, Google trató de acortar la brecha y que las operadoras actualizaran las versiones, pero a pesar de los intentos y las alianzas, todavía hay mucho trabajo por hacer.

Por un lado Google trabaja en crear las actualizaciones, y luego las operadoras necesitan testear y lanzar esas actualziaciones para que finalmente los usuarios puedan disfrutarlas, algo que a veces, demora demasiado. La “fragmentación” tal y como la conocemos, llevó unos 2 o 3 años en crearse, con lo que no se va a encontrar una solución mágica de la noche a la mañana, aún así se sigue trabajando por mejorarla.

Se espera que Android Ice Cream Sandwich sea capaz de unificar la plataforma en los dos tipos de equipos (smartphones y Tablets), lo que no soluciona el problema de plano, pero al menos trata de garantizar que no vuelva a suceder a futuro, al menos no en un futuro muy cercano, ya que estarían trabajando de ahora en más en SO “únicos”.

El gran problema es que, aunque Google trabaje mucho para lanzar las actualizaciones, hay equipos que simplemente no están preparados para funcionar con las mejoras que trae la nueva versión del SO, con lo que a veces será imposible solucionarlo, y aún así sigue estando el problema de las operadoras y los de interfaz propia que agregan ciertos fabricantes, con lo que sólo podría asegurarse de que esto no suceda si fabricaran sus propios equipos, y quizás tras la compra de Motorola sea el paso lógico a dar.

Noticias del mes